irreflexiones hot


Hace tiempo leí que la modelo alemana Heidi Klum obsequió sus braguitas a un notero que cubría una gala de famosos organizada por Elton John (con fines benéficos, obvio). Decidí buscar el video que lo acreditaba. Llegué a un diario mejicano que incluía un especial sobre sexo. Entré. La nota se titulaba “Una cuestión de sinceridad. Sexo en la primera cita ¿Sí o no?”. No es que el artículo sobresaliera ni aportara demasiados datos de interés, aunque debo reconocer que resultó bien ameno. Lo importante, sin embargo, surgió a partir de los usuarios. Uno, escribió: “A las mujeres hoy en día no les importa el qué dirán, ni los valores, solo quieren cojer, en verdad, la mayoría son una bola de golfas que les encanta la pistola, de hecho hasta las mas zorras son las que alargan el 1er encuentro para darse a desear y luego traer babeando al pobre tonto en cuestión. Es un hecho la vida de las mujeres cuando se sienten muy independientes, sólo hacen pendejadas, y cuando se van haciendo viejas ya quieren formalizar algo con el primer tonto que encuentran según ellas bueno para "estabilizarse". Por eso es tan fácil conseguir mujeres en lugares tan básicos como el supermercado, los centros comerciales, donde andan deseosas de machos diferentes. Eso sí te las cojes delicioso y ellas dicen: O soy casada o tengo novio pero quiero seguir viendote, jajaja. Ah! que nalguitas tan putitas”. Ante todo, gracias Reynaldo por tu sinceridad. No obstante, desconfío que sos un imbécil o, peor, un triste perverso. No importa. Cada vez se me hace más común leer comentarios de lectores que suelen ser de un fascismo inigualable. Es que a la gente, si le soltás la cadena...Ya se caía la tarde cuando vi al chico de la foto. Tenía una precisión urticante con su obra. Era el último verano en propuesta de muchos amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario