perros porteños, periodismo de raza. (para fede, por muchas gracias por todo)

Andaba por Plaza Dorrego buscando las instalaciones de Clarín. Había quedado con Sábat para entregarle un libro de entrevistas salido muchos años atrás. Él ya no lo recordaba. Cuando se despidió me pegó unos golpecitos en los cachetes. Debería haberle dicho que desde que tengo lumbago ya no me siento un “che pibe”. Bah, por esa y otras cosas más. El paseador de perros hizo un gesto de rechazo cuando disparé unas fotos. Más me odió con la batería de preguntas:

¿Venís mucho a esta plaza?
¿Es injusto considerar que los paseadores de perros son todos porreros? 
¿Lassie o Rex? 
Desde tu punto de vista, ¿puede una mascota sustituir los afectos humanos? 
¿Amores perros o Perros de la calle?
Desde que se habla tanto de la inteligencia del delfín, ¿sentís que se menosprecia a los caninos? Y si los delfines son tan inteligentes y hasta tienen su propio idioma, ¿por qué no se revelan de los putos acuarios y arman una verdadera revolución?
¿Alguna vez viste un perro mongólico, o no dan los cromosomas?

 -Me tienen las pelotas llenas con esto de las fotos, dijo con un agrande incomprensible. La verdad que no tengo tiempo, contestó. Hago uno y me voy a la mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario