punkies de méxico o qué. (para el pedrozo)


En méxico lamentablemente nunca gobernó la izquierda. Por eso, sobreviven discursos sesentosos, anacrónicos, simpáticos panfletos de añoranzas pasadas. Mi barrio está lleno de trovadores de la vieja guardia, teatreros comprometidos, idealizaciones tiernas pero baratas. Ayer vi una obra de teatro donde, en tono autobiográfico, una ex montonera nos contaba su vida militante. Se sacaba cartel de haber sido amiga de Perón, Zitarrosa, Violeta Parra, Les Luthiers, los Kirchner y hasta el sub comandante Marcos. Fantasié con pegarle un tiro en escena, pero desconfié que se alegrara al morir por sus ideales. Manejé la idea de incinerarme, pero tuve miedo que lo vieran como una evasión estética. Cada tanto hay que ser un poco punkie (de postal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario